Bizcocho “sin sentimiento de culpa”

Aquí estoy de nuevo, con una receta dulce para darse un capricho, pero al mismo tiempo, muy saludable. Hoy he hecho esta receta pensando en mi amiga Carmen, que quería hacer un bizcocho, pero, como nos pasa a muchas de nosotras, que no se llevase mal con la dieta. 😉  

Cuando compras un bizcocho o unas magdalenas, y lees los ingredientes, te das cuenta de que les echan demasiados sustancias como, varios tipos de grasas y azúcares que, en realidad, no nos hacen ninguna falta y por supuesto, ningún bien a nuestro organismo. Así que, para los que digan, que no se puede hacer un bizcocho, sin grasas, ni lactosa, os traigo esta receta con ingredientes básicos y mucho más sano, que cualquier galleta comprada.

Estas cantidades son para una bandeja de horno pequeña, pero creo que la próxima vez, tendré que hacerlo más grande. A mis niñas les gustó tanto, que no dejaron más que las migas.

Para que salga muy esponjoso, hay que batir mucho los huevos con el azúcar.

Que os parece? Si lo hacéis, contarme que tal os ha salido, seguro que también se acaba enseguida.

Ingredientes:
  • 200 g. de harina
  • 3 huevos
  • 150  g. de boniato bien triturado (o calabaza)
  • 130 g. de azúcar moreno
  • 1 cucharada de levadura
  • 1 cucharada de canela
  • pizca de sal
Preparación:
  1. Precalentamos el horno a 200 grados, y forramos el molde con papel de horno.
  2. En un bol, ponemos los huevos y el azúcar, y batimos muy bien hasta que doble el volumen (si puede ser con batidora de varillas).
  3. Añadimos la mitad de la harina  bien tamizada, con la levadura.
  4. Le incorporamos el boniato, la canela y el resto de la harina tamizada.
  5. Echamos la masa en el molde.
  6. Y metemos al horno a 200 grados, durante 20 minutos aproximadamente.
  7. Al sacarlo del horno, dejamos enfriar.
  8. Y espolvoreamos con azúcar glass.
Variaciones:

Si no tenéis boniato, se puede usar calabaza o zanahoria, que le darán la cremosidad que necesita, al no llevar leche.

Si queréis hacerlo más nutritivo,  podéis abrirlo por la mitad y rellenarlo de mermelada de melocotón (está de vicio! ).

Otra idea sería rellenarlo con nata montada, eso si, esta versión no os la recomiendo si estáis a dieta.

Información nutricional:

El boniato, también conocido por el nombre de batata, es similar a la patata, pero de sabor más dulce. Es muy rico en potasio, betacarotenos y antioxidantes; además su contenido de lípidos es bajo, y posee una gran cantidad de fibra lo que produce sensación de saciedad.

 

Anuncios

3 comentarios en “Bizcocho “sin sentimiento de culpa”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s