Moussaka

Hoy vengo con una receta ideal para hacer en domingo, con tranquilidad y tiempo, porque es una receta laboriosa además de ser un plato contundente. Es una verdadera delicia para el paladar, pero, mi consejo es tomar raciones más bien pequeñas, porque tiene muchas calorías; así disfrutas del plato sin problemas.

La moussaka más conocida es de origen griego, y básicamente es una lasaña hecha con berenjena y carne de cordero, aunque podemos variar el tipo de carne y hacerla con ternera, como la mía.

Da un poco de trabajo, pero desde mi punto de vista, merece la pena. Yo no hice la bechamel, porque no tenía leche sin lactosa en casa, pero os la pongo en la receta.

Ingredientes:
  • 2 Berenjenas
  • 300 g. de carne picada de cordero o de ternera
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 zanahoria
  • 4 tomates
  • Especies: pimienta negra, tomillo, orégano.
  • Sal
  • Queso rallado

Salsa bechamel

  • 3 cucharadas de aceite
  • 3 cucharadas de harina
  • 1  vaso de leche
Preparación:
  1. Empezamos calentando el horno a 200 grados.
  2. Se corta la berenjena en rodajas  de 1 cm. aproximadamente y se le echa sal, para que suelte el amargor.
  3. En una sartén echamos un poco de aceite y doramos bien la carne.
  4. La sacamos para un plato y la reservamos.
  5. Echamos en la sartén la cebolla y la zanahoria bien picada, y dejamos que se haga.
  6. A continuación incorporamos los tomates y que se hagan a fuego medio unos 10 minutos.
  7. Mientras lavamos las rodajas de berenjena, las secamos bien y las freímos en poco aceite.
  8. Cuando el tomate esté hecho, añadimos la carne y las especies y  lo dejamos todo durante 5 minutos.
  9. Mientras, preparamos la bechamel: en otra sartén ponemos el aceite y la harina, damos unas vueltas para que se cocine un poco la harina y vamos añadiendo la leche poco a poco, sin dejar de remover; hasta que se despegue de las paredes de la sartén.
  10. Montamos el plato: en una fuente de horno, ponemos una capa de berenjenas, encima una capa de la carne con salsa, otra capa de berenjenas, otra de carne y acabando con otra de berenjena .
  11. Echamos por encima la bechamel y espolvoreamos con abundante queso rallado.
  12. Metemos al horno durante 40 minutos y gratinamos 5 minutos aproximadamente.

Variaciones:

Si no nos gusta la salsa bechamel: no se la ponemos, le ponemos bastante queso rallado y gratinamos.

Si la queremos más ligera: podemos asar las berenjenas, en vez de freírlas, evitando así que absorban mucho aceite.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s